Mes: julio 2015

Autómata H-U-M-A-N-O

Autor: Miguel Ángel Beltrán Arias   – 2015 –

 

Me siento preso en esta isla…

 

Estoy atrapado en el centro de una ciudad flotante, habitada hasta el tope por autómatas antropoides (Los he visto: debajo de sus latas hay miles y miles de engranajes y debajo de ellos… mas lata y engranajes!). He crecido aquí y fui amamantado por uno de ellos a quien llamé Madre, en medio de mi ingenuidad; Pero luego y justo en el momento exacto me mostró su vientre: un laberinto de ruedas dentadas, poleas y aceite!

En ese mismo momento salí corriendo llevando en la cara un gesto de espanto, gritando y buscando el dolor que me hiciera despertar de esta pesadilla, pero todos mis esfuerzos fueron inútiles, pues todo era real.

Huí hasta el borde mismo de la ciudad, descubriendo debajo de ella una maraña de acero oxidado y herrumbroso que se hundía tenebrosamente en el mar. Y el mar es profundamente infinito…

Ah… mi pesadilla es real, tumbado sobre un bloque roto de concreto y ensordecido por la furia de las olas, hurgo bajo la piel de mis brazos buscando los engranajes, la evidencia que estaba seguro encontraría. Termino debilitado y exhausto en medio de un charco de sangre sin encontrar nada y, entonces perdí por completo la razón, buscando respuestas a preguntas desconocidas e inconexas.

Sucio, muerto de hambre y de sed y herido por el sol implacable de este mediodía, camino por el borde apocalíptico de esta isla, cogiendo lastimosamente mi brazo, herido por mi propia mano y balbuceando todavía palabras, sin saber exactamente si son preguntas o ruegos.

A medida que avanza la tarde me siento mejor. El sol y la brisa marina sanarán mis heridas y con algas podré saciar mi hambre y mi sed.

Como un cernícalo agazapado en una improvisada atalaya, escudriño el movimiento de esta horrible ciudad y descubro con desazón que estos autómatas no son mas que una pequeña parte de una maquinaria mucho mas grande, perversa y de origen desconocido.

Pero ¿Qué soy yo en medio de todo esto? ¿Una malformación? ¿Una especie de monstruo? ¿Un error, una anomalía?

O simplemente una nueva versión de autómata sin engranajes, despertando en el centro de una isla-laboratorio perdida en el centro de la nada…